Negocios juarenses que huyen de la violencia abren sus puertas al norte de la frontera

A sign anounces the openning of a new branch of Villa del Mar restaurant on the west side of El Paso. (Raymundo Aguirre/Borderzine.com)

Un letrero anuncia la apertura de un nuevo local del restaurante Villa del Mar al oeste de El Paso. (Raymundo Aguirre/Borderzine.com)

EL PASO — Hace tres años, el hijo de 14 años de Carlos Gallardo Baquier fue víctima de un intento de secuestro. Tres hombres armados asaltaron al chico afuera de la cochera de su casa, pero antes de que lo atraparan él escapó. El evento, sin embargo, motivó a la familia a huir de Juárez, dejando su exitoso negocio de banquetes a domicilio en la ciudad.

“Fue traumático para toda la familia,” dijo Gallardo Baquier. “Aunque es más difícil administrar el negocio aquí debido a las regulaciones, es más importante la seguridad.”

Durante 20 años, Gallardo-Baquier, dueño de Gastronómica de Juárez, manejó el exitoso negocio de comida para las maquiladoras en Ciudad Juárez. Después del intento de secuestro, él y su familia decidieron traer su negocio a El Paso bajo el nombre de Super Chef. Gallardo Baquier y su esposa ahora proporcionan servicio de banquetes a domicilio en este lado de la frontera.

“Hace un año y medio que traje a mi familia a El Paso. Rara vez vamos allá y nuestra familia de Juárez administra los dos negocios que todavía tenemos de aquel lado.”

Carlos Gallardo Baquier is satisfied with the results of his business in El Paso. (Omar Perez/Borderzine.com)

Carlos Gallardo Baquier está satisfecho con los resultados de su negocio en El Paso. (Omar Perez/Borderzine.com)

Gallardo Baquier dijo que los negocios en Juárez están pasando por tiempos difíciles. La violencia ha generado una crisis económica, la cual ha hecho que muchos negocios hayan decidido reubicarse en El Paso sin mucho éxito.

“Teníamos un buen negocio y estabilidad en Juárez, tuvimos la oportunidad de abrir muchas sucursales, de lo cual ahora nos arrepentimos, pero no podíamos saber lo que venía,” dijo. “He visto a muchos (otros) que han tratado de abrir sus negocios (en El Paso) y no duran ni un año.”

Gallardo Baquier le da crédito a la exitosa ubicación de su negocio en el lado estadounidense de la frontera, a su larga experiencia en el negocio, y su capacidad para adaptarse a un mercado diferente. A diferencia de muchos que se han visto en la necesidad de cerrar sus negocios, el futuro de Super Chef se ve mucho más brillante, con una buena posibilidad de expansión.

“Estamos pensando en expandirnos aquí en El Paso, pero no queremos apurarlo,” dijo. “No es lo mismo tener más de 20 años de experiencia en México y solo dos aquí. El negocio todavía se sigue consolidando pero muy pronto podremos iniciar el proceso de expansión.”

Burritos Crisostomo, another of now many Mexican businesses relocating or expanding to El Paso. (Raymundo Aguirre/Borderzine.com)

Burritos Crisostomo, otro de tantos negocios mexicanos que se expanden o mudan a El Paso. (Raymundo Aguirre/Borderzine.com)

Otra familia que ha evitado cerrar completamente sus negocios en el norte de México y  reubicarse en El Paso, es la familia Torres.

Judith Torres es la propietaria de las Joyerías Torres, un negocio familiar que ha estado en operación por más de 40 años en la ciudad de Chihuahua, México. Después de ser golpeada por la violencia de las drogas, Torres y sus ocho hermanos están tratando de mantener el éxito de sus negocios en este lado de la frontera.

Hasta el año pasado, había 16 sucursales de Joyerías Torres operando en la ciudad de Chihuahua. Ahora, antiguos empleados de la familia Torres están manejando algunas tiendas que permanecen abiertas, y la familia ha abierto una sucursal estadounidense en Sunland Park Mall en El Paso.

“Hemos mantenido algunas sucursales (mexicanas) abiertas para que los empleados que trabajaban con nosotros tengan algún tipo de ingreso,” dijo Torres.

Fue una decisión difícil para Torres, madre de dos niños, huir de una ciudad donde era una exitosa empresaria.

“Fue difícil mudarme porque prácticamente tuvimos que huir de la ciudad; sufrimos asaltos, robos y extorsión,” dijo ella. “Lo más difícil es continuar a pesar del miedo de ser asesinado o secuestrado, y pensar en lo que se supone que debes hacer cuando no puedes hacer crecer tu negocio.

“Fue muy triste, pero cuando llegas aquí, te das cuenta de que puedes empezar una nueva vida con tu familia, encuentras nuevos amigos y nuevas oportunidades,” agregó.

Ella también desea obtener más educación y herramientas para enriquecer su negocio.

“Existen muchos planes – establecerme, abrir más negocios, y crear más empleos,” dijo.

Torres y Gallardo encontraron apoyo en la transición de sus negocios entre los miembros de La Red, una red de empresarios mexicanos que se han reubicado en El Paso y se han unido para apoyarse entre sí. Desde su creación en 2010, La Red ha crecido con más de 300 miembros afiliados.

Jose Luis Mauricio, founder of La Red, a local organization that helps Mexican businesses start up in El Paso. (Beatriz Castañeda/Borderzine.com)

Jose Luis Mauricio, fundador de La Red, una organización local que ayuda a negocios mexicanos a iniciar operaciones en El Paso. (Beatriz Castañeda/Borderzine.com)

“Encuentras un grupo de amigos que te apoyan de distintas maneras, no solo en el aspecto de los negocios, también a nivel personal. Tienes la oportunidad de contar con amigos cercanos,” dijo Torres.

Jose Luis Mauricio, editor de Ser Empresario, una revista empresarial que se distribuye en Chihuahua, Ciudad Juárez y El Paso, fundó La Red junto con otros seis juarenses. Ahora, los miembros de La Red se reúnen cada jueves en un restaurante en el oeste de El Paso para hablar sobre negocios y política, y para socializar y establecer relaciones de negocios.

Gerardo Garibay, un comerciante de MeLoTraes.com, un negocio por internet que ofrece servicios de entrega para negocios mexicanos, dijo que se unió a La Red para hacer contactos y extender su compañía a El Paso.

“Me da gusto ser testigo de que La Red haya durado hasta ahora, y haber contribuido a su crecimiento invitando a más gente,” dice Garibay.

“Unirse como población hispana no solo beneficia a los distintos negocios que son parte de esta red de negocios. Nosotros queremos darle poder a la comunidad hispana en los Estados Unidos, especialmente los que viven el esta frontera,” dijo Garibay.

Comments

comments

Comments are closed.