Programa de capacitación retiene estudiantes internacionales en los Estados Unidos después de que se gradúan

(Raymundo Aguirre/Borderzine.com)

(Raymundo Aguirre/Borderzine.com)

EL PASO — Estudiantes internacionales que se estén graduando de universidades estadounidenses pueden extender su estadía legal y trabajar en este país durante un año si se inscriben en el Programa Optativo de Capacitación Práctica (OPT, por sus siglas en inglés).

“(OPT) es el único camino que tenemos los estudiantes internacionales para poder quedarnos y trabajar legalmente en los Estados Unidos,” dijo Fernando Hernández, quien graduó de UTEP este año, con una licenciatura en Sistemas de Información Computarizados. “Yo estoy planeando permanecer en los Estados Unidos, regresar a México sería retroceder.”

OPT ofrece a los estudiantes con visa F-1, la oportunidad de permanecer en los Estados Unidos para trabajar por un periodo de 12 meses en un campo relacionado con sus estudios. Según Carol Martin, directora adjunta de Programas Internacionales de la Universidad de Texas en El Paso, el objetivo de OPT no es extender la estadía de los estudiantes en Estados Unidos, sino darles una oportunidad de obtener experiencia laboral en su área de estudios.

“El objetivo de OPT es darles capacitación práctica para ayudarlos a ser mejores graduandos,” dijo Martin. “El interés de OPT no es para que ellos se queden en los Estados Unidos mientras puedan hacerlo u obtener un empleo, es por eso que no se le llama Empleo Práctico Optativo. Se le denomina capacitación, porque realmente se considera que es una forma práctica de obtener aptitudes que van a necesitar para ser más comercializables en la profesión que eligieron.”

Hernández, quien trabaja como representante financiero en Northwestern Mutual Financial Network, dice que existen razones sociales y económicas por las cuales él desea continuar su carrera en los Estados Unidos.

“México es un país muy difícil para quedarse ahí. Existen muchos problemas actualmente,” dice Hernández. “Pienso que esta es la mejor oportunidad que yo podría tener y los empleos en los Estados Unidos están mejor pagados.”

Hernández es uno de los 97 estudiantes de UTEP que solicitaron entrar este año al OPT, un número significativamente menor comparado con las 163 y 246 solicitudes en 2010 y 2009, respectivamente, con una vasta mayoría de estudiantes aceptados en el programa OPT.

Según Leah More, asesora de estudiantes internacionales en la oficina de Programas Internacionales de UTEP, son varias las razones las que explican la disminución de solicitudes de OPT, pero ella cree que la principal es la actual economía estadounidense.

“Probablemente es debido a la mala economía de Estados Unidos en estos tiempos.  Ahora es más difícil que antes conseguir empleos para los estudiantes internacionales, porque actualmente es más difícil para cualquiera obtener un empleo,” dijo Moore. “Mi teoría es que menos personas quieren solicitar entrar a OPT porque suponen dificultades para encontrar trabajo.”

Moore dijo que su oficina no mantiene registros sobre cuantas solicitudes de OPT fueron presentadas por estudiantes mexicanos, solo mantienen un número general de estudiantes internacionales de UTEP. De  acuerdo con el portal de internet de la Oficina de Admisiones y Reclutamiento de UTEP, más de 2,000 estudiantes extranjeros se inscriben en UTEP cada semestre, provenientes de países que incluyen México, Egipto, Canadá y la India.

Adriana Gómez-Licón, una graduada de UTEP en 2009, inscrita en el programa OPT y ex-reportera de El Paso Times, que cubría la violencia relacionada con las drogas en México, comenta que ella piensa que la violencia en México ha tenido un impacto en el número de estudiantes que asisten a las universidades estadounidenses, así como su motivación para entrar a OPT.

“(La razón por la que) los números son bajos pienso que tienen que ver con varios factores.  Uno de ellos es que ha bajado el número de estudiantes internacionales mexicanos en UTEP,” dijo Gómez-Licón. “Eso puede ser porque UTEP no está realizando esfuerzos como antes debido a la violencia relacionada con las drogas. Ya no permiten que vayan a reclutar a México y los estudiantes mexicanos no escuchan sobre UTEP.”

Gómez-Licón dijo que otra causa mayor es debido al impacto de la violencia relacionada con las drogas en la economía mexicana.

“Otra razón es que actualmente no hay muchos estudiantes mexicanos que pueden pagar UTEP, también debido a la violencia relacionada con las drogas. Las extorsiones han golpeado muy duro a las clases media y alta en lugares como Ciudad Juárez y Chihuahua, ciudades que tradicionalmente envían la mayoría de estudiantes internacionales a UTEP.”

Mirel Argueta, quien se graduó de UTEP en 2010, con una maestría en comunicaciones, dice que su principal objetivo es continuar trabajando y seguir estudiando en Estados Unidos, la violencia relacionada con las drogas en México es una razón por la cual ella preferiría quedarse en Estados Unidos.

“La (violencia debido a las drogas) afecta sobremanera mi decisión de permanecer en Estados Unidos. Siempre está en el fondo de mi mente,” dijo Argueta. “Quiero decir que la gente no desea regresar a Juárez para buscar un trabajo porque tienen miedo … Ahora que mi año está por terminar, me preocupa regresar, por lo que ahora estoy pensando en estudiar otra maestría o empezar mi doctorado.”

Argueta dijo que piensa que la violencia debido a las drogas no es la única razón por la baja en solicitudes OPT en UTEP. Como estudiante que participa del programa OPT, dice que es difícil permanecer aquí después de finalizar el año, debido a la dificultad para encontrar un trabajo y el alto costo de las visas de trabajo que muchas empresas no están dispuestas a pagar una vez que vence el año que pueden permanecer los estudiantes en Estados Unidos.

“Es difícil para los estudiantes internacionales obtener un empleo debido a la economía y que los empleadores no desean contratar estudiantes internacionales, porque ellos saben que tienes un tiempo limitado para poder estar en los Estados Unidos. Por lo que ellos piensan que es más sencillo contratar a una persona de Estados Unidos,” dice Argueta. “También es muy caro para un empleador retener un estudiante internacional ya que es muy caro pagar por la visa de trabajo y todo lo que se necesita para continuar trabajando en Estados Unidos”

Según el Departamento de Seguridad Nacional (Department of Homeland Security), en 2008 había aproximadamente 70,000 estudiantes de muchas nacionalidades en OPT, y de estos, alrededor de 23,000 estaban estudiando en los campos de las Ciencias, Tecnología, Ingeniería o Matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés). Algunos de esos estudiantes serían seleccionados con una visa H-1B para empezar en octubre de esos mismos años. Otros pueden decidir continuar con su educación mientras que otros abandonan los Estados Unidos. ICE y USCIS estiman que aproximadamente 12,000 aprovecharán la ventaja de la extensión de STEM.”

El presidente Barack Obama leyó un discurso el 10 de mayo en el Parque Chamizal National Memorial en El Paso, para discutir la reforma migratoria y el enfoque en la necesidad de mantener a los estudiantes internacionales que estudian en universidades estadounidenses para que trabajen en Estados Unidos.

“La reforma también va a ayudar a hacer a Estados Unidos más competitivos en la economía global. Actualmente, nosotros damos a estudiantes de todo el mundo visas para que obtengan licenciaturas en ingeniería y ciencias computacionales en nuestras mejores universidades” dijo Obama. “Pero luego nuestras leyes los desaniman para que inicien un negocio o una nueva industria aquí en Estados Unidos. En lugar de capacitar empresarios para que permanezcan aquí, los capacitamos para crear empleos para nuestra competencia.”

Mientras está en el programa OPT, Hernández espera que esos 12 meses no solo le den experiencia laboral en su campo, sino también tiempo para solicitar su residencia permanente.

“El mejor escenario es obtener la residencia, pero es un largo proceso, después de un año de conseguir el OPT, tienes que conseguir una visa de trabajo,” dice Hernández. “Después de 12 meses, planeo conseguir una visa de trabajo y en el largo plazo solicitar mi residencia permanente.”

Comments

comments

Comments are closed.